¿CREES QUE EL TIPNIS NO TE IMPORTA?

¿Crees que lo que les pase a esos indígenas caminantes no va a afectar a tu vida de ciudad? Dame tres minutos y déjame explicarte por qué debe importarte.

Imagina que un día entra en tu casa un funcionario de Gobierno para decirte que van a construir una carretera por tu sala, y que debes irte o acostumbrarte a vivir en media casa, y que todo es por tu bien.

Tú lo sabrías. Tu bien no tiene nada que ver. La ley está claramente de tu lado, pero sospechas que la carretera la hacen para que se instalen esos nuevos vecinos con los que ese funcionario debe tener algún trato raro. A esos vecinos los conoces. Se han dedicado a acosarte ya a acosar a tus hijos por años. Dime ¿Tu dejarías que se construya?

Y si luego las personas que se supone que debían defenderte del acoso de tus vecinos, no sólo no te escuchan, sino que te tratan como un delincuente, te persiguen y te espían por que según ellos la carretera debe construirse “sí o sí”. Dime ¿Te sentarías a hablar con alguien que ha dicho que eres un traidor solo por defender tu casa, tu barrio, o tu pueblo de un vecindario como el que quieren obligarte a tener?

Si crees que el problema por el que están pasando los indígenas no te interesa, déjame decirte algo. TE ESTÁ PASANDO A TI AHORA. Hoy quieren tomar su casa, y si mañana si quisieran, TOMARÍAN LA TUYA.

Puede que estés tentado a pensar que estos indios que ahora defienden su casa se portan de forma intransigente, pero debes saber que hay al menos cuatro alternativas a la construcción de la carretera, que no perjudicarían a nadie y lograrían la integración regional que tanto queremos, estas opciones se presentaron, pero el Gobierno ha contestado con insultos y poniendo tractores a trabajar a las puertas del Parque Nacional, lo que habla mal acerca de sus verdaderas intenciones.

TE ESTÁN HACIENDO CREER QUE LOS INDÍGENAS ESTÁN EN CONTRA DEL PROGRESO Y ESA ES LA MENTIRA IMPERDONABLE. Si el progreso se logrará plantando petroleras en todas partes, los pueblos de países como Nigeria, Sudan, Angola, Argelia o Ecuador serían prósperos. El desarrollo viene con la armonía y con la memoria, y un país que no sabe equilibrar la herencia que deja a sus hijos con su propia ambición, nunca será próspero.

Defendemos el TIPNIS porque mirando las culturas que allí viven podemos ver una forma de vida nueva que nos enseñe a vivir en paz en el mundo oscuro que nos toca sufrir en la ciudades. Lo defendemos para que nuestros hijos y sus hijos puedan explorar un mundo nuevo más allá de sus narices, para que nunca deje de haber agua en los ríos, ni pesca, ni fruta, ni cosecha. Defendemos al TIPNIS por que en esas selvas podría estar la cura para las enfermedades que se ha llevado a nuestros familiares y amigos; defendemos el TIPNIS para que no se instalen en nuestros barrios los narcos y los traficantes de personas. Pero finalmente, defendemos al TIPNIS porque QUERÍAMOS QUE ESTE PAÍS CAMBIE, y el desencanto nos llena de bronca cuando vemos que todo lo que se ha avanzado estos años está a punto de destruirse y que si lo permitimos, nada va a evitar que mañana sea nuestro barrio el que quieran desalojar.

Puedes saber como ayudar AQUÍ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: