Primer vistazo a los Valles Secos – La Pajcha!

“Si la tierra desapareciera quedando solamente Bolivia, todos sus climas y productos se hallarían aquí; Bolivia es el microcosmos del planeta. Por su altura y su infinita variedad de matices geográficos, Bolivia viene a ser la síntesis del mundo”. Alcides D´Orbigni en “Viaje a la América Meridional”

A la Cascada de La Pajcha se llega desde samaipata, por un bonito camino rural de 42 kilómetros. Este sitio es uno de los más apreciados de la zona, y desde aquí se pueden ver varios pisos ecológicos diferentes, bosques mezclados con zonas de arbustos. También lamentablemente, se notan todos los desmanes y excesos que hacen de los bosques secos de Bolivia uno de los ecosistemas más críticamente amenazados del mundo.
Detalle de dónde se hallan los ecosistemas de valles secos en Bolivia. Como se ve, comparándolos con las laderas húmedas, no son pocos los sitios donde ambos sistemas de vida se combinan y se superponen

Durante la mayor parte de su historia, Bolivia, como país tradicionalmente minero, tenía conciencia de sí mismo a través de vetas de plata y estaño de las altas montañas del occidente y los valles secos del centro y sur, de donde se obtenía el alimento para mantener la maquinaria minera funcionando. Las tierras bajas se conocían casi anecdóticamente por los relatos de los aventureros en busca de Goma o Quinina.

El río San Juan proporciona el agua al valle de La Pajcha y se encarga de mantener un bosque tupido en torno a su cauce. Sus aguas cristalinas casi nunca tiene más de 50 centímetros de profundidad, pero el paisaje es engañoso.
Durante la época de lluvia el río puede desbordarse furioso y arrastrar lo que encuentre a su paso. Por ejemplo esta pila de desechos que ha ido dejando tiene más de dos metros y medio de altura.

Diversidad Entre Pendientes se había centrado hasta ahora en documentar las laderas húmedas al oriente de Los Andes. Digamos que esta es la especialidad. Pero yo mismo nací en uno de esos valles, que mucho tiempo fueron un centro gravitante en la historia nacional, y como los visito más o menos frecuentemente, tengo la oportunidad de mostrarles estos ecosistemas, que además son los más críticamente amenazados de Bolivia.

El camino de Samaipata a La Pajcha es notable por la cantidad de aves que pueden verse. Esta Aratinga acuticaudata, es una de varias especies de loros que habitan los valle secos
Más difíciles de ver son los durmilí (Nystalus maculatus), a menos que encuentres uno que haya escogido una percha más o menos visible para pasar el día.

La demanda de madera para las minas, y leña para los hogares; la expansión de la frontera agrícola (los valles son el centro de seguridad alimentaria de las tierras altas); y la extrema pobreza, han atacado la sostenibildiad de los bosques secos que una vez cubrieron las serranías desde el sur de la ciudad de La Paz, hasta el extremo sur del país. Hoy apenas quedan manchones de bosque en los sitios más alejados y en cambio un manto de arbustos espinosos cubre las laderas.

Los colores aquí abundan, aun que se escondan, como se esconden las espectaculares manchas en forma de ojos de esta polilla saturniidae
Normalmente asociadas a los bosques más húmedos, las orquídeas colonizan los troncos de las tipas y quebrachos, donde aun hay manchas de bosque. Esta es una Oncidium cf bifolium, una de un puñado de especies que habitan La Pajcha

De todos los sitios de valles, uno de los más interesantes son los que alternan bosques secos y húmedos en el “codo de Los Andes”, ese punto exacto donde la gran cordillera cambia de orientación. Ahí cerca se encuentra La Pajcha, un sitio bien promocionado al que se accede desde el pueblo de Samaipata, y que es el primero de vario sitios que iremos mostrando en los próximos meses.

Que lo disfruten… y se agradece mucho si lo comparten!!!

7 comentarios sobre “Primer vistazo a los Valles Secos – La Pajcha!

Agrega el tuyo

  1. Yo tengo fotos de nystalus, en bosque bajo, pero siempre bosque seco en argentina, incluso hay lo que se acercan al jardín y se perchan en los cables de luz. No estoy seguro si aparecen también en el noreste, pero como te digo, creo que su ocurrencia en montañas en más bien casual.
    Bárbaro el Blog por cierto.

    1. Hola Juan cuanto tiempo! Sobre el Nystalus. La verdad no conozco bien su distribución en Bolivia, de hecho no lo había visto antes en otros valles, pero cerca de Samaipata vi dos, al amparo de manchones grandes de matorrales espinosos y siempre cerca de pueblos. Comparto la idea de que en tierras más bajas pueda ser más frecuente, pero tampoco lo podría asegurar.

  2. Buenas tardes…me gustaria saber como llego a samaipata….costo de alojamiento. Y como hago o si hay transporte publico hasta esos lugare q se ven en las fotos…gracias… cel.de contacto..por favor gracias..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: