Las fascinantes lagartijas de los torrentes

quebrada2El género Potamites, comprende nueve especies de lagartijas semiacuáticas, asombrosamente bien adaptadas a vivir en los arroyos de las montañas tropicales, desde Costa Rica hasta el centro de Bolivia. Tienen una preferencia por cursos de agua abundante, muchas rocas grandes, y fuerte torrente. En Bolivia se ha anotado la presencia de dos especies, P. ecpleopus, y P. ocellatus, ésta última, endémica del país.

Pocellatus3
Un aspecto difícil de ignorar es que estas lagartijas están entre las más coloridas del nuevo mundo, y no tienen nada que envidiar a las llamativas ranas venenosas con las que comparten estas laderas.

En general son animales muy raros, con pocos registros en su rango de distribución, por eso, encontrarme con cuatro ejemplares en dos arroyos de montaña de Caranavi, fue una enorme sorpresa, pero aun más lo fue experimentar su particular estilo de vida. Estas lagartijas viven literalmente bajo el torrente, usando las grietas de las rocas grandes para ocultarse y dormir; un sitio que pocos considerarían apto para un reptil, y que exige mucho, físicamente, para lograr una buena foto. Cuando se les molesta, simplemente saltan al agua, se sumergen y nadan hasta otra roca grande o hasta la orilla con una facilidad difícil de concebir, considerando que estos torrentes podrían arrastrar sin problemas a una persona.

potamites-juvenil
Los ejemplares juveniles, miden unos pocos centímetros y habitan las orillas rocosas de las quebradas, relativamente lejos de los sitios con más corriente. Aun a esta edad son sorprendentes nadadores.
Pocellatus
Este ejemplar en particular tiene una coloración muy diferente que el resto de adultos hallados, tal vez se trata de un inmaduro o una hembra, pero con tan poca información disponible de este genero de reptiles, es my difícil saberlo con certeza.

No son muchos los animales que comparten este tipo extremo de vida, destacan las ranas del género hyloscirtus, un grupo de anfibios que han sido muy afectados por el hongo quítrido que les ha hecho desaparecer de varios sitios donde eran comunes. También una especie de sapo, que podría tratarse de una nueva especie para la ciencia… y un curioso escorpión de pinzas claras, que he visto a menudo (y únicamente) entre el musgo de las piedras que quedan directamente sobre el torrente, o en las orillas muy húmedas, y expuestas al agua que llega desde las pequeñas cascadas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: