LOS NUEVOS BOLIVIANOS

Bolivia, y esto no es una novedad al menos para quienes vivimos aquí, se ha inclinado completamente hacia un modelo de desarrollo basado en el extractivismo grosero, al punto de que nuestro gobierno parece dedicado casi exclusivamente a hacer realidad los sueños de los gobiernos nacionalistas/militares de los setenta (que no pudieron cumplirse en su momento por falta de recursos financieros, o falta de técnica). No es una novedad que parece que no tenemos imaginación para nada más que materializar los viejos libros de educación cívica. Si, eso da pena, pero afortunadamente no somos el país que éramos en los setenta, y con eso el gobierno no contaba.

Y por supuesto, si le iba mal defendiéndose de los ambientalistas, me pregunto cómo le hará para solucionar el problema de los nuevos bolivianos. Sucede que mientras todos mirábamos para otro lado, una empresa (china) se dedicaba, no tan silenciosamente, a detonar miles de cargas de dinamita como parte de un proceso de exploración de petróleo en el norte del país, y gran sorpresa se deben haber llevado, cuando se toparon con indicios de la existencia de grupos indígenas no contactados en esa zona (cada día que pasa más sólidos). Con esto sí que no contaban.

Dale a la foto para escuchar el audio del omento que se informa sobre el hallazgo de indicios de pueblos no contactados en la zona de exploración.
Dale a la foto para escuchar el audio del omento que se informa sobre el hallazgo de indicios de pueblos no contactados en la zona de exploración.

Por supuesto que luego de la sorpresa, han tenido que parar todo avance. No en vano existe una legilación nacional (la Constitución) y tratados internacionales, que protegen a pueblos en aislamiento. Lo cual es un decir, porque ha pasado antes que estas normas simplemente se han ignorado (recuerden Ecuador).

El caso es realmente complejo. El gobierno puede sentir que debe ignorar a sus nuevos hermanos, inventar alguna vuelta de tuerca para que la población eventualmente se olvide de tan importante descubrimiento, y seguir por el tan cacareado “bien común” buscando petróleo donde no deben, esperando que los nuevos bolivianos simplemente se esfumen en la inmensidad de la frontera con Perú. Las rentas nacional son cada vez más escasas y los gastos son mayores, las exigencias políticas de los aliados del gobierno crecen como infecciones, y se tambalea el proyecto del proceso de cambio de manera más o menos evidente.

¿Somos capaces de permitir que estos pueblos se desvanezcan, sabiendo que eso es una condena? ¿lo somos? ¿en serio? ¿Qué debe hacer el gobierno ahora?

Qué tal admitir la existencia de estos nuevos bolivianos; dedicarles una reserva ecológica; dejar de buscar petróleo donde saben que no hay, y empezar a pensar que este país podría impulsar un modelo de desarrollo diferente. Al menos quisiera que alguien salga en las noticias y sea capaz de decirnos que esas personas existen. ¿Qué tenemos? Pues una pésima señal. Hace unas horas renunció la Viceministra de Justicia Indígena, es decir, esa persona que hubiera querido ver en las noticias.

El gobierno es experto en desaprovechar oportunidades de retomar su proyecto, y generar rédito político. No lo hacen nunca. Qué tal festejar a estos nuevos hermanos, brindándoles una nueva forma de pensar el país, un modelo basado en la pluralidad, la racionalidad y la garantía de que todo boliviano podrá vivir como desee, aun si prefiere mantenerse al margen de esta locura de civilización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: