Microkayla

microkayla-1
A 3400 metros, el paisaje en el valle de Zongo parece sacado de un cuento.

Hace algunos meses, mi amigo Ignacio de la Riva, ponía de cabeza la taxonomía de las ranas de montaña, reagrupando géneros y describiendo especies. Como consecuencia, nuestro querido género Psychrophrynella dejaba de existir y en su lugar se creaba el nuevo género microkayla. Las consecuencias de este cambio son más importantes para los herpetólogos y los taxónomos. Sin embargo, para los naturalistas, lo realmente importante es que en el proceso de ajustar los nuevos géneros, se ha conseguido información sobre dos especies de microkaylas en yungas, y lo que correspondía era documentarlas, para que sumen a nuestra guía de anfibios… y eso he hecho.

Para refrescar la memoria, Psychrophrynella (ahora Microkayla) es un grupo de pequeñas ranitas, que viven en las laderas orientales de las montañas andinas, desde el extremo sur de Perú, al centro de Bolivia. Tienen desarrollo directo, es decir que ponen huevos de los que salen ranitas ya formadas, pero su principal característica es que son microendémicas. Esto quiere decir que todas sin excepción, habitan en territorios increíblemente pequeños, que en algunos casos se reducen a una quebrada o una ladera.

También hace unos meses, Ignacio describió a Microkayla huayna y trajo información importante sobre otra especie que se conoce como Microkayla chacaltaya, pero seguramente se trate de una especie aun no descrita.

microkayla-2
Microkayla cf. chacaltaya, una de las ranas más vulnerables del mundo.
microkayla-3
El hábitat en torno a la laguna Viscachani, y la principal fuente de agua de la laguna. Este es el único sitio en el mundo donde puede encontrarse esta diminuta rana.

Ambas habitan en el valle de Zongo, pero a diferentes alturas. M. Chacaltaya es, de las dos, la que más problemas tiene ya que no se le encuentra en ningún otro sitio que no sea en torno a la pequeña laguna de viscachani, a unos 3900 metros de altura. Si pudieras pararte en el centro de su distribución mundial, esta rana dejaría de estar presente en un radio de menos de un kilómetros, y todo ese diminuto hábitat esta regularmente presionado por incendios en los pastizales y obras para canalizar el agua de las montañas.

microkayla-5
Microkayla huayma, única en su género por el color rojizo dorsal y la garganta negra.
microkayla-4
El suelo lleno de musgos y líquenes, las grietas en las piedras y las raíces del bosque enano en el valle de Zongo, son el único hábitat de M. huayna.

Microkayla huayna, nuestra más reciente adición oficial al catálogo de anfibios del país, habita un poco más abajo, en los bosques enanos y los arbustales de transición, en torno a los 3400 metros. Se la conoce de la comunidad de Cañaviri, y del camino a Coscapa, dos localidades distantes varios kilómetros una de la otra, lo que tranquiliza un poco. Es probable que M. Huayna habite todo el valle a esa altura, lo que hace que su territorio no sea tan vulnerable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: