Microkayla

microkayla-1
A 3400 metros, el paisaje en el valle de Zongo parece sacado de un cuento.

Hace algunos meses, mi amigo Ignacio de la Riva, ponía de cabeza la taxonomía de las ranas de montaña, reagrupando géneros y describiendo especies. Como consecuencia, nuestro querido género Psychrophrynella dejaba de existir y en su lugar se creaba el nuevo género microkayla. Las consecuencias de este cambio son más importantes para los herpetólogos y los taxónomos. Sin embargo, para los naturalistas, lo realmente importante es que en el proceso de ajustar los nuevos géneros, se ha conseguido información sobre dos especies de microkaylas en yungas, y lo que correspondía era documentarlas, para que sumen a nuestra guía de anfibios… y eso he hecho.

Para refrescar la memoria, Psychrophrynella (ahora Microkayla) es un grupo de pequeñas ranitas, que viven en las laderas orientales de las montañas andinas, desde el extremo sur de Perú, al centro de Bolivia. Tienen desarrollo directo, es decir que ponen huevos de los que salen ranitas ya formadas, pero su principal característica es que son microendémicas. Esto quiere decir que todas sin excepción, habitan en territorios increíblemente pequeños, que en algunos casos se reducen a una quebrada o una ladera.

También hace unos meses, Ignacio describió a Microkayla huayna y trajo información importante sobre otra especie que se conoce como Microkayla chacaltaya, pero seguramente se trate de una especie aun no descrita.

microkayla-2
Microkayla cf. chacaltaya, una de las ranas más vulnerables del mundo.
microkayla-3
El hábitat en torno a la laguna Viscachani, y la principal fuente de agua de la laguna. Este es el único sitio en el mundo donde puede encontrarse esta diminuta rana.

Sigue leyendo “Microkayla”

Novedades anfibias

Ahora que empezamos el año trabajando en la nueva versión de la Guía de Anfibios de Yungas, hay varias novedades que me gustaría compartirles.

captura-de-pantalla-2017-01-13-a-las-7-32-28-p-m

Primero, se confirman cuatro nuevas especies endémicas para el país. Tres de ellas del género Psychrophrynella, que se “oficializaron” en una publicación de Ignacio de la Riva de diciembre de 2016. Este género de ranas es increíble. Se trata de pequeñas habitantes de las montañas, cuyos hábitats son increíblemente pequeños, por lo que se encuentran en peligro todas. Bolivia es el hogar de la mayor parte de las especies de este género, con más de veinte especies y probablemente otro tanto aun por describir. Pueden descargar la publicación científica de este enlace.

Jorn Kohler y José M. Padial, también han publicado un paper con la descripción de una nueva especie de Oreobates (Oreobates yanucu), de las selvas del Chapare cochabambino. Se puede obtener desde Annals of Carnegie Museum. Muy buena noticia que se vaya reactivando la actividad científica en el país, bastante venida a menos los últimos años.

captura-de-pantalla-2017-01-13-a-las-7-21-49-p-m

Finalmente. CREES ha lanzado una guía de anfibios para la región del Learning Center y otras zonas del Parque Nacional Manú, del sudeste del Perú. Una maravilla de trabajo que lamentablemente nos “quita” una especie endémica; la muy querida Cochranella nola, que ha sido encontrada del otro lado de la frontera. Al tratarse de una zona muy cercana a Bolivia, y muy similar, la guía tiene cierto valor para entender también la herpetofauna boliviana. Se la puede leer y descargar gratis desde este enlace.

 

Anfibios amenazados (Libro electrónico de descarga gratuita)

TAW-Front

La buena gente de Amphibian Specialist Group ha lanzado el libro Threatened Amphibians of the World (en inglés), y como si la información que tiene dentro no fuera suficiente, todos los que nos interesamos en estas increíbles criaturas, podremos disfrutarlo de forma totalmente gratuita. La versión en pdf, se puede descargar (en ocho partes) desde éste enlace: http://www.amphibians.org/publications/threatened-amphibians-of-the-world/

Ex-and-ExW-species

Pues eso, a descargarlo ya y disfrutar de este fantástico volumen!

Nuevas guías de biodiversidad de Bolivia (orquídeas y anfibios)

Recientemente aparecieron dos guías muy interesantes: La primera para la identificación de orquídeas del Parque Nacional Cotapata, una de las zonas más diversas de este tipo de plantas. La guía presenta 280 especies distintas, muchas de las cuales, como verán, ni han sido identificadas aun. El Parque Cotapata es uno de los mejores y más accesibles sitios en Bolivia para ver orquídeas, de hecho yo mismo he fotografiado en esa zona varias especies que no están en la guía, lo que les de una idea de la enorme biodiversidad de este espacio de apenas 40.000 hectáreas. Para acceder a la guía dale click en la imagen.

La otra guía nos la presenta Arturo Muñoz a través de su proyecto Bolivian Amphibian iniciative, junto con el Museo de Historia Natural Alcides D´Orbigni de Cochabamba, sobre los anfibios comunes de Guácharos, en el Parque Nacional Carrasco. La guía es magnifica, pero más lo es el proyecto de Arturo, que se ha convertido en un referente internacional para la conservación de anfibios de Los Andes, y mantiene los que muy probablemente sean los últimos ejemplares de algunas especies que no se han vuelto a ver en su hábitat natural. Para ver la Guía también dale click en la foto.

Espero que las aprovechen. Saludos!

Ranas asombrosas en Incahuara

Si bien el fenómeno de declinación global de anfibios a golpeado también a las ranas de torrentera, Hyloscirtus armatus, (de hecho se encuentran ahora mucho menos que hace un par de años), aun es posible encontrarlas en yungas con cierta frecuencia. Claro, siempre y cuando el arroyo conserve buena parte de su vegetación original.

El arroyo de incahuara presenta un estado de conservación relativamente bueno, pero en deterioro, especialmente en la zona de influencia del pueblo. De hecho todo el valle esta fuertemente impactado por las deficientes prácticas agrícolas, desde hace ya muchos años.

Al igual que otras ranas que viven en zonas de montaña, hyloscirtus presenta grandes variaciones en los colores. Así, se las encuentra pardas, amarillas, naranjas, verdes, con manchas, sin manchas, en una variedad infinita de combinaciones. Esto le ha valido cierta fama de enredo taxonómico, es decir, que nadie apuesta por que realmente se trate de una o varias especies. De hecho se han anotado varias poblaciones dispersas que son suficientemente diferentes y suficientemente estables (todas las ranas de esas poblaciones son más o menos iguales y más o menos diferenciables de otras) como para que se considere estudiarlas.

Esta es la primera rana de torrentera que encontré en el arroyo de incahuara. Casi seguramente se trate de un subadulto, que ya presenta los colores brillantes, pero aun no le han crecido unas estructuras como pequeñas espinas en el pecho, gracias a las cuales reciben el nombre "armatus"
Así es como se ve un adulto de Hyloscirtus en Incahuara. Con su 8 ó 9 centímetros, son además ranas que inspiran respeto.
Incluso los ejemplares más jóvenes se ven ligeramente distintos de sus contrapartes de otros arroyos.

En 2009 encontré una población de ranas de torrentera notablemente coloreadas de amarillo y negro, y con los ojos de color rojo brillante. Las encontré durante el día en el fondo del arroyo que cruza el pueblito de Incahuara de Khullu Kuchu, entre las piedras y las algas, y aun que he vuelto varias veces a ese sitio, no las he vuelto a ver así, sino siempre de noche, ocultas entre la vegetación de las orillas desde donde se las escucha cantar muy esporádicamente, y casi podría apostar que de forma diferente a otras hyloscirtus que conozca.

Las culebras sipo (chironius sp.), son diurnas y usualmente arboricolas, excepto cuando bajan a los arroyos y pozas en busca de ranas, por lo que es frecuente encontrarlas entre la vegetación de las orillas. Esta la vi sumergirse en el arroyo y meterse entre la capa gruesa de hojas que se deposita al fondo, y ahí se quedo por unos diez minutos, al parecer no encontró nada interesante. No son venenosas, pero sí muy agresivas cuando se sienten amenazadas.

Poder grabar ese canto tan difícil, ayudaría realmente a identificar estas ranas de Incahuara como una especie separada o una población “diferente” de H. armatus, pero la zona se ha vuelto inestable e insegura, así que mientras vemos la forma de volver, les he mostrado algo de lo que tengo de estas maravillosas ranas.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: