De vuelta en El Jiri

Primero que nada. No voy a cansarme de recomendar este fantástico sitio en yungas. El Jiri, capitaneado por Don Mario Burgoa y su familia, gente que además van a tomarse la molestia de hacerte sentir como en casa.

sendero
La senda principal, justo donde cruza una pequeña quebrada casi seca aun a pesar de las lluvias que cayeron estos días.
rupicola
El gallito de las rocas, el ave que mejor refleja la naturaleza de yungas. Las fotos de estas siempre me han resultado dificiles de conseguir, incluso esta vez que el ave cayó muy cerca, tenía los valores de la cámara en otro sitio y esto es lo más decente que pude conseguir.

Para quienes aun no lo sepan, o no haya visto ese antiguo primer post sobre este lugar, El Jiri es un emprendimiento turistico hubicado en el área de amortiguamiento del Parque Nacional Cotapata, a menos de dos horas en coche desde la ciudad de La Paz. Desde El Jiri, se accede a una porción de bosque montañoso en torno a los 1300 metros fantásticamente bien conservado, como ya hay pocos tan accesibles.También es un gran lugar si lo que quieres es comprender la vida en comunidades rurales de yungas.

El momotus rufo (Baryphtengus martii), es un ave muy rara que uno no espera encontrarse en yungas. Esta apareció entre los árboles que rodean el puente colgante de El Jiri
El momotus rufo (Baryphtengus martii), es un ave muy rara que uno no espera encontrarse en yungas. Esta apareció entre los árboles que rodean el puente colgante de El Jiri

Sigue leyendo “De vuelta en El Jiri”

Caras nuevas para la guía de anfibios

Muy pronto la Guía fotográfica de los Anfibios de la región de los Yungas será actualizada, y hay varias caras nuevas y muy interesantes. En concreto, el número de especies representadas en la guía se eleva a 59, gracias a cinco adiciones. Tres de ellas son notables sapos del género Rhinella. Uno de ellos representa una especie nueva para la ciencia, y otros dos son registros únicos e inesperados. Yungas se convierte en el sitio con mayor diversidad de sapos en el país (9), y en la región.

caras-nuevas-sapos Sigue leyendo “Caras nuevas para la guía de anfibios”

La senda Cotapata

cotapCotapata es un pequeño, pero relevante enclave minero en la parte alta del bosque nublado. Desde la carretera que lleva a Coroico, apenas unas pocas casas y una estación de gasolina delatan su presencia, y justo detrás de esta estación de gasolina, existe un pequeño camino vecinal que conduce a una mina actualmente en explotación. El camino atraviesa una porción de bosque relativamente poco alterado, y es bien conocido entre biólogos y observadores de aves, quienes le llaman la “senda Cotapata”.

El sitio obtuvo notoriedad porque fue aquí donde se reportó, por primera vez para Bolivia, la pava de cara azul (Chamaepetes goudotti), así como por la relativa facilidad de encontrarse con algunos raros residentes, entre ellos el casi-endémico Hemispingus calophrys.

La flora es igualmente impresionante. La senda se encuentra a alrededor de 3200 metros e altura. Es decir, atraviesa algunas de las mayores alturas conocidas para bosque nublado en Bolivia. Sigue leyendo “La senda Cotapata”

14 asombrosos ejemplos de camuflaje de las selvas de montaña de Bolivia

Guajojo
El guajojo (nyctibius griseus) es un ave nocturna que depende de su impresionante camuflaje para pasar inadvertida durante el día. El ejemplar de la foto, era capaz de no despertar sospechas de su presencia incluso ocupando el único árbol que sobresalía en una ladera cultivada de Mapiri.

 

En biología, “cripsis” es el fenómeno según el cual un organismo desarrolla ciertas adaptaciones que le permiten pasar inadvertido para los sentidos de otros organismos, ya sea como un mecanismos de defensa ante depredadores (como los saltamontes hoja, de arriba); para acercarse a sus presas (como las mantis y el chinche asesino de abajo); o para ambas cosas. Por la razón que fuera, el camuflaje asombra y desafía nuestra comprensión acerca de cómo funcionan las relaciones entre la enorme diversidad de seres vivos, y es para su asombro que les muestro algunos buenos ejemplos de este fenómeno, directamente desde las montañas de Bolivia.


Sigue leyendo “14 asombrosos ejemplos de camuflaje de las selvas de montaña de Bolivia”

Accipiter collaris

El área general donde se ha realizado el segundo registro de Accipiter collaris en Bolivia, una región de bosques relativamente bien conservados y laderas escarpadas a 2108 metros de altura sobre el nivel del mar.

Alguien habrá notado el cambio en la foto de portada, ahora con una pequeña rapaz asomando la cabeza entre los musgos que cuelgan de una rama. Hay una razón para que esa foto se encuentre en tan importante sitio, se trata del rarísimo Accipiter collaris, una de las rapaces menos conocidas del nuevo mundo.

Documentada apenas un puñado de veces en todo su rango de distribución, desde Colombia a Bolivia, esta pequeña ave (menos de 30 cm.) sólo ha sido registrada en Bolivia con anterioridad, una vez en 2011 (Cotinga 36:56-67. 2014), en la misma zona donde se encontró este ejemplar, por encima de los 2000 metros de altura, cerca de la carretera vieja a Coroico. De Accipiter collaris se sabe que habita los bosques lluviosos montanos en buen estado de conservación, y que su dieta probablemente este compuesta principalmente de pequeñas aves. El registro de gran importancia acentúa la importancia de preservar los bosques montanos cercanos a la ciudad de La Paz, y por que no, aprobar a la ampliación propuesta del Parque Nacional Cotapata, que ya va siendo hora.

Esta es la mejor de varias dificiles fotos. Una enorme suerte encontrarlo y fotografiarlo en lo que queda su hábitat natural.

Jukumari

Esta quebrada en el Parque Nacional Cotapata ejemplifica ese punto en que los pastizales andinos del páramo dan paso a los bosques nublados, que aquí arriba se expresan primero como manchones, y luego como una densa alfombra inaccesible para la mayoría.

Jukumari es el nombre común que se le da en Bolivia al único oso sudamericano (Tremarctos ornatus). Un imponente animal que aun deambula en los páramos y selvas nubladas de Los Andes, desde Venezuela, hasta Argentina. Como fotógrafo especializado en estas selvas de montaña, tener la oportunidad de documentar un oso en su hábitat es un hito añorado, pero difícil de lograr. Los Jukumaris son extremadamente cuidadosos, a pesar de su tamaño pasan a menudo desapercibidos, y gracias a los terrenos que habitan, incluso si puedes verlos, es cumplido conseguir una imagen decente. Otro problema es que son escasos, muy escasos.

El zorro andino (Lycalopes culpaeus) es el carnívoro más habitual de la parte alta de las montañas y el páramo, compartiendo ese nivel del hábitat con el oso. Sin embargo, los zorros raras veces se encuentran al interior del bosque húmedo.

Durante décadas, el oso andino ha sido perseguido, acusado más o menos injustamente de perseguir al ganado y dañar los cultivos, o buscado como trofeo “deportivo”. Por supuesto, en este post, no voy a revelar el sitio donde encontré a tan increíble animal. Lo que es realmente importante Sigue leyendo “Jukumari”

El nuevo mapa de Bosques de Bolivia

Se presentó hace nada la memoria técnica del Mapa de Bosques 2013. Si, es del 2013 y se presenta en 2015, así es mi país. En todo caso hay que reconocer que es una herramienta muy valiosa y muy bien hecha. A pesar de la dificultad de cuantificar la cobertura boscosa en Bolivia, considerando enormes contradicciones y diferencias entre diferentes metodologías empleadas, al menos este mapa es bastante honesto en no incluir zonas de barbechos, bosques secundarios inmaduros “en recuperación”, plantaciones forestales, etc.

bosques-bolivia

Lamentablemente es una actualización poco optimista. No recuerdo otro momento en la historia en que los bosques hayan representado oficialmente menos del 50% del territorio nacional. Hoy sabemos que apenas Sigue leyendo “El nuevo mapa de Bosques de Bolivia”

Una vuelta en la selva nublada

Esta es la breve crónica de una visita a yungas con Steffen Reichle, un gran amigo y amuleto de buena suerte, como verán.

Otro precioso habitante de los bosques mas altos, el frutero colifajado (Pipreola intermedia), una exclusividad de las montañas de Bolivia y Perú.

La primera parada, la parte alta de la selva nublada, y el inicio del camino hasta Coroico y el cerro Uchumachi, donde pasaríamos la noche, además el sitio de la primera gran sorpresa. Ahí arriba, casi a 3000 metros de altura nos encontramos con la rarísima pava de cara azul Chamaepetes goudotii. Esta gran ave, ha sido vista en el país apenas un puñado de veces Sigue leyendo “Una vuelta en la selva nublada”

La Jayupa de altura en Cotapata

Jayupa es el nombre que se le da localmente a los roedores del género cuniculus. En Bolivia, existe una especie todavía bastante común en las tierras bajas, Cuniculus paca, también conocida como jochi pintado en la región oriental. Una segunda especie puede considerarse como uno de los mamíferos más raros del País, la Jayupa de altura, Cuniculus taczanowskii.

Un vistazo al bosque nublado, el habitat típico de Cuniculus taczanowskii

Este carismático roedor, habita las montañas andinas entre los 1500, y los 3700 metros. A esta altura, las laderas están cubiertas de un bosque denso y bajo, casi impenetrable. Cada árbol y cada piedra están cubiertos de musgos helechos y orquídeas, y el aire esta saturado de humedad. Las noches son frías, y a menudo la neblina impide ver más allá de unos poco metros. Estos bosques son por supuesto extremadamente difíciles de explorar, y son el hábitat de algunos de los animales más raros y menos comprendidos de las selvas americanas. Las jayupas están bien dentro de ese grupo. No se habían registrado oficialmente en Bolivia, sino hasta el 2004, cuando se publicó el artículo “La jayupa de altura, un nuevo registro de mamífero para la fauna de Bolivia“, que da cuenta de un espécimen muerto y varios otros ejemplares observados en San Juanito, en el Área Natural de Manejo Integrado Apolobamba, al noroeste del país, y que sigue siendo hasta hoy el único sitio confirmado para esta especie.

Sigue leyendo “La Jayupa de altura en Cotapata”

Libro rojo de la Flora amenazada de Bolivia

ACTUALIZADO: EL LINK DE DESCARGA, ASÍ COMO OTROS LINKS DE DESCARGA OFICIALES YA NO FUNCIONAN, POR LO QUE EL LIBRO HA DEJADO DE ESTAR DISPONIBLE, EXCEPTO POR UNA VERSIÓN PARA CONSULTA EN SLIDESHARE (http://es.slideshare.net/vladyvostok/libro-rojo-de-la-flora-andina-de-bolivia).
SI ESTA SITUACIÓN CAMBIA LES HARÉ SABER.

Ya está afuera y listo para su descarga gratuita el nuevo Libro Rojo de la Flora Amenazada de Bolivia, al menos el primer volumen, especializado en la flora de la región andina (y por supuesto, la más amenazada del país). El libro ha sido desarrollado por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua MMAyA, y junto con el Libro Rojo de los Vertebrados de Bolivia, debe ser su más interesante contribución.

Para descargar el libro, no hay más que darle a este enlace. A disfrutarlo!

 

El vuelo del Morpho

A menudo, uno de los encuentros más recordados de las selvas tropicales no son los jaguares o los monos, sino el pesado vuelo de las mariposas morpho. Estas maravillosas criaturas poseen las que son probablemente las alas más bellas del bosque. De un impresionante color azul metálico, pueden cambiar según el ángulo, tornándose doradas, rosas o moradas con cada aleteo.

Comienzo el año con esta corta secuencia del vuelo de un Morpho aurora, obtenida hace apenas 48 horas en bosque de yungas, a 1600 metros de altura. Tal vez estas imágenes  ayuden a que finalmente tomes la decisión de visitar la selva.

Tengan todos un espectacular 2015 lleno de vida por todas partes!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: