Lagartijas de las nubes

No puedo dejar de decir cuán fascinantes encuentro las selvas nubladas más altas de Los Andes. Este lugar frío y húmedo, silencioso, casi siniestro, es el hogar de algunas criaturas curiosísimas, que no se encuentran en ningún otro sitio. Aquí, por encima de los 2.700 metros sobre el nivel del mar, los bosques son enanos, apenas llega el sol, y una constante humedad cubre cada centímetros del suelo. Aquí, viven unas lagartijas realmente fascinantes.

Los reptiles en la región de yungas son el grupo de vertebrados peor estudiado, y menos comprendido. De los reptiles, las lagartijas son un grupo especialmente complicado Sigue leyendo “Lagartijas de las nubes”

De vuelta en El Jiri

Primero que nada. No voy a cansarme de recomendar este fantástico sitio en yungas. El Jiri, capitaneado por Don Mario Burgoa y su familia, gente que además van a tomarse la molestia de hacerte sentir como en casa.

sendero
La senda principal, justo donde cruza una pequeña quebrada casi seca aun a pesar de las lluvias que cayeron estos días.
rupicola
El gallito de las rocas, el ave que mejor refleja la naturaleza de yungas. Las fotos de estas siempre me han resultado dificiles de conseguir, incluso esta vez que el ave cayó muy cerca, tenía los valores de la cámara en otro sitio y esto es lo más decente que pude conseguir.

Para quienes aun no lo sepan, o no haya visto ese antiguo primer post sobre este lugar, El Jiri es un emprendimiento turistico hubicado en el área de amortiguamiento del Parque Nacional Cotapata, a menos de dos horas en coche desde la ciudad de La Paz. Desde El Jiri, se accede a una porción de bosque montañoso en torno a los 1300 metros fantásticamente bien conservado, como ya hay pocos tan accesibles.También es un gran lugar si lo que quieres es comprender la vida en comunidades rurales de yungas.

El momotus rufo (Baryphtengus martii), es un ave muy rara que uno no espera encontrarse en yungas. Esta apareció entre los árboles que rodean el puente colgante de El Jiri
El momotus rufo (Baryphtengus martii), es un ave muy rara que uno no espera encontrarse en yungas. Esta apareció entre los árboles que rodean el puente colgante de El Jiri

Sigue leyendo “De vuelta en El Jiri”

Un surazo con muchas aves – Mi experiencia cambiando a Nikon

campo

En Bolivia le llamamos surazo a un frente frío que llega desde el polo sur, que típicamente afecta al sur y centro del país. El clima se torna muy húmedo, muy nuboso, y con una lluvia fina intermitente. En Yungas, al noroeste el país, que es donde normalmente estoy tomando fotos, los surazos son menos intensos, pero frecuentes entre julio y septiembre. Justo un día de esos, con las peores condiciones imaginables me fui a probar en campo el nuevo equipo Nikon. A continuación muchas fotos de aves (porque en estas condiciones no sale nada más), y algunas impresiones para los que me pidieron detalles del cambio de sistema.

hyloscirtus-1700

fuscater

El equipo que he usado todo ese día ha sido una nikon D7100 y el zoom 200-500. Todas las fotos del post han sido tomadas con esa combinación. Sigue leyendo “Un surazo con muchas aves – Mi experiencia cambiando a Nikon”

Caras nuevas para la guía de anfibios

Muy pronto la Guía fotográfica de los Anfibios de la región de los Yungas será actualizada, y hay varias caras nuevas y muy interesantes. En concreto, el número de especies representadas en la guía se eleva a 59, gracias a cinco adiciones. Tres de ellas son notables sapos del género Rhinella. Uno de ellos representa una especie nueva para la ciencia, y otros dos son registros únicos e inesperados. Yungas se convierte en el sitio con mayor diversidad de sapos en el país (9), y en la región.

caras-nuevas-sapos Sigue leyendo “Caras nuevas para la guía de anfibios”

La senda Cotapata

cotapCotapata es un pequeño, pero relevante enclave minero en la parte alta del bosque nublado. Desde la carretera que lleva a Coroico, apenas unas pocas casas y una estación de gasolina delatan su presencia, y justo detrás de esta estación de gasolina, existe un pequeño camino vecinal que conduce a una mina actualmente en explotación. El camino atraviesa una porción de bosque relativamente poco alterado, y es bien conocido entre biólogos y observadores de aves, quienes le llaman la “senda Cotapata”.

El sitio obtuvo notoriedad porque fue aquí donde se reportó, por primera vez para Bolivia, la pava de cara azul (Chamaepetes goudotti), así como por la relativa facilidad de encontrarse con algunos raros residentes, entre ellos el casi-endémico Hemispingus calophrys.

La flora es igualmente impresionante. La senda se encuentra a alrededor de 3200 metros e altura. Es decir, atraviesa algunas de las mayores alturas conocidas para bosque nublado en Bolivia. Sigue leyendo “La senda Cotapata”

10 minutos entre mariposas

Bolivia es uno de los países con mayor número de especies de mariposas diurnas del mundo. Tal es la diversidad y el poco conocimiento que se tiene de este grupo en el territorio nacional, que el equipo de Identidad Madidi, recientemente publicó que en un solo sitio de estudio al pie de Los Andes, ya había identificado 115 nuevas especies para el país.

Considerando que la región de los Yungas es un sitio verdaderamente privilegiado en cantidad de especies, y en posibilidad de verlas, hace unas semanas me propuse hacer un pequeño experimento. Aprovechando el buen clima, decidí quedarme sentado en un sitio fijo al borde de un arroyo, durante 10 minutos exactos, y ver cuántas fotos decentes de especies diferentes podía tomar en ese cortísimo tiempo, sin moverme de ese punto, y en el rango de distancia que me da el lente macro de 100 milimetros. Por cierto, el sitio se encuentra sobre la carretera de la muerte, a más o menos 1400 metros de altura. Disfruten el resultado.

14 asombrosos ejemplos de camuflaje de las selvas de montaña de Bolivia

Guajojo
El guajojo (nyctibius griseus) es un ave nocturna que depende de su impresionante camuflaje para pasar inadvertida durante el día. El ejemplar de la foto, era capaz de no despertar sospechas de su presencia incluso ocupando el único árbol que sobresalía en una ladera cultivada de Mapiri.

 

En biología, “cripsis” es el fenómeno según el cual un organismo desarrolla ciertas adaptaciones que le permiten pasar inadvertido para los sentidos de otros organismos, ya sea como un mecanismos de defensa ante depredadores (como los saltamontes hoja, de arriba); para acercarse a sus presas (como las mantis y el chinche asesino de abajo); o para ambas cosas. Por la razón que fuera, el camuflaje asombra y desafía nuestra comprensión acerca de cómo funcionan las relaciones entre la enorme diversidad de seres vivos, y es para su asombro que les muestro algunos buenos ejemplos de este fenómeno, directamente desde las montañas de Bolivia.


Sigue leyendo “14 asombrosos ejemplos de camuflaje de las selvas de montaña de Bolivia”

Accipiter collaris

El área general donde se ha realizado el segundo registro de Accipiter collaris en Bolivia, una región de bosques relativamente bien conservados y laderas escarpadas a 2108 metros de altura sobre el nivel del mar.

Alguien habrá notado el cambio en la foto de portada, ahora con una pequeña rapaz asomando la cabeza entre los musgos que cuelgan de una rama. Hay una razón para que esa foto se encuentre en tan importante sitio, se trata del rarísimo Accipiter collaris, una de las rapaces menos conocidas del nuevo mundo.

Documentada apenas un puñado de veces en todo su rango de distribución, desde Colombia a Bolivia, esta pequeña ave (menos de 30 cm.) sólo ha sido registrada en Bolivia con anterioridad, una vez en 2011 (Cotinga 36:56-67. 2014), en la misma zona donde se encontró este ejemplar, por encima de los 2000 metros de altura, cerca de la carretera vieja a Coroico. De Accipiter collaris se sabe que habita los bosques lluviosos montanos en buen estado de conservación, y que su dieta probablemente este compuesta principalmente de pequeñas aves. El registro de gran importancia acentúa la importancia de preservar los bosques montanos cercanos a la ciudad de La Paz, y por que no, aprobar a la ampliación propuesta del Parque Nacional Cotapata, que ya va siendo hora.

Esta es la mejor de varias dificiles fotos. Una enorme suerte encontrarlo y fotografiarlo en lo que queda su hábitat natural.

Jukumari

Esta quebrada en el Parque Nacional Cotapata ejemplifica ese punto en que los pastizales andinos del páramo dan paso a los bosques nublados, que aquí arriba se expresan primero como manchones, y luego como una densa alfombra inaccesible para la mayoría.

Jukumari es el nombre común que se le da en Bolivia al único oso sudamericano (Tremarctos ornatus). Un imponente animal que aun deambula en los páramos y selvas nubladas de Los Andes, desde Venezuela, hasta Argentina. Como fotógrafo especializado en estas selvas de montaña, tener la oportunidad de documentar un oso en su hábitat es un hito añorado, pero difícil de lograr. Los Jukumaris son extremadamente cuidadosos, a pesar de su tamaño pasan a menudo desapercibidos, y gracias a los terrenos que habitan, incluso si puedes verlos, es cumplido conseguir una imagen decente. Otro problema es que son escasos, muy escasos.

El zorro andino (Lycalopes culpaeus) es el carnívoro más habitual de la parte alta de las montañas y el páramo, compartiendo ese nivel del hábitat con el oso. Sin embargo, los zorros raras veces se encuentran al interior del bosque húmedo.

Durante décadas, el oso andino ha sido perseguido, acusado más o menos injustamente de perseguir al ganado y dañar los cultivos, o buscado como trofeo “deportivo”. Por supuesto, en este post, no voy a revelar el sitio donde encontré a tan increíble animal. Lo que es realmente importante Sigue leyendo “Jukumari”

Qué esperas para seguir a Identidad Madidi!

Mientras lees esto se desarrolla en Bolivia una de las más serias, ambiciosas, científicamente estimulantes y ambientalmente relevantes expediciones de todos los tiempos. Le han llamado Identidad Madidi, y que ni más ni menos, busca comprobar que el Madidi, la joya indiscutible del sistema de Parques Nacionales de Bolivia, es efectivamente el lugar más biodiverso de este planeta.

Captura de pantalla 2015-06-11 a las 15.26.11

En sus palabras, se proponen “incrementar los conocimientos científicos sobre los ecosistemas y especies. Esta información permitirá aumentar la lista de vertebrados de Bolivia, ampliar la distribución de las especies y crear una línea base de biodiversidad para el monitoreo de los efectos del cambio climático”. Explorarán un desnivel de más de 5000 metros, desde las cumbres andinas, a los llanos amazónicos, estableciendo campamentos en 14 sitios muy poco explorados.

Pero por qué exactamente es importantes, urgente y sabio seguir de cerca este emprendimiento extraordinario. Por que se planea explotar hidrocarburos en este increíble sitio, además de insistir e insistir en la construcción de una megarepresa que inundaría una enorme porción de bosques prístinos en sus tierras bajas.

Captura de pantalla 2015-06-11 a las 15.34.22

Tu vas a hacer una enorme diferencia visitando su página y siguiéndoles por Facebook, donde cada día suben sus avances y sus hallazgos. La oportunidad de conocer amar y proteger uno de los santuarios de fauna silvestre más importantes del mundo es lo que te propone Identidad Madidi… gratis.

… y las fotos las toma Mileniusz Spanowicz, uno de los mejores.

Una vuelta en la selva nublada

Esta es la breve crónica de una visita a yungas con Steffen Reichle, un gran amigo y amuleto de buena suerte, como verán.

Otro precioso habitante de los bosques mas altos, el frutero colifajado (Pipreola intermedia), una exclusividad de las montañas de Bolivia y Perú.

La primera parada, la parte alta de la selva nublada, y el inicio del camino hasta Coroico y el cerro Uchumachi, donde pasaríamos la noche, además el sitio de la primera gran sorpresa. Ahí arriba, casi a 3000 metros de altura nos encontramos con la rarísima pava de cara azul Chamaepetes goudotii. Esta gran ave, ha sido vista en el país apenas un puñado de veces Sigue leyendo “Una vuelta en la selva nublada”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: