El Catálogo de Anfibios de Venezuela. Ilustrado, anotado y gratuito.

C1

A pesar del caos político y económico, Venezuela aun genera mucha ciencia y mucho conocimiento. Como ustedes saben, los anfibios son una debilidad personal, y recientemente, se publicó un maravilloso texto que resume la diversidad de ese increíble país. El texto se puede descargar de este enlace, totalmente gratis, y no tiene desperdicio. Una maravilla que hay que agradecer a César Barrio-Amorós, Fernando Rojas-Runjaic, y a Celsa Señaris. La espectacular foto de portada es cortesía de José Vieira.

Disfrútenla.

C2

Una guía de ranas para el Madidi (descarga gratuita) ACTUALIZADO

 

(ACTUALIZADO) Se ha actualizado la guía de bolsillo de las ranas del Madidi Jungle ecolodge, gracias a nueva información sobre el grupo de ranas conocido como Leptodactylus labyrhinticus. Pero es que además, ahora podrás descargarte un poster en alta calidad con las especies más emblemáticas de este increíble lugar. Solo tienes que darle a la foto para descargarlo.

Frogs-of-Madidi-jungle-peque

Durante la segunda mitad de noviembre de 2017, por invitación de los hermanos de la TCO Uchupiamonas pude visitar el Madidi Jungle Ecolodge, una de las más importantes iniciativas turísticas comunitarias en el valle del Río Tuichi, una región que es parte del gran Parque Nacional Madidi, el área protegida más biodiversa del mundo.

paisaje madidi

Nos motivaba el hallazgo, unas semanas antes, de la espectacular (y muy rara) Rana de hoja amazónica (Cruziohyla craspedopus). El hallazgo (dos especímenes encontrados por Alejandro Limaco, uno de los guía locales, y luego por Alejandro Alvarez), no solo representa el primer registro de la especie en Bolivia, sino también la confirmación de la presencia en la zona de una criatura emblemática, que seguramente aportará a la conservación de un sitio, tan maravilloso, como amenazado.

Sigue leyendo “Una guía de ranas para el Madidi (descarga gratuita) ACTUALIZADO”

BIODIVERSIDAD DE UN ARROYO AMAZONICO

Ser turista en uno de los sitios mejor conservados de esta parte del mundo tiene enormes ventajas. En mi última visita al Parque Nacional Madidi, esta vez en el fantástico Madidi Jungle Ecolodge (del que hablaremos mucho), tuve la oportunidad de realizar algunas salidas nocturnas a un pequeño arroyo que atraviesa una porción de bosque primario hasta desembocar en el río Tuichi. Acompaño a dos grandes, Alejandro Limaco un experimentado guía local, y Oscar Gavira, un biólogo español especializado en libélulas y neurópteros, pero cuyo campo de estudio se expende según vamos encontrando cosas realmente alucinantes.

arr10
Otra familia popular entre los acuaristas de todas partes, los cíclidos son muy comunes en estas charcas, incluso en sitios donde parece simplemente increíble encontrar peces.
arr3
Un ejemplar juvenil, suponemos que de la especie que se mostró en la foto anterior.

Sigue leyendo “BIODIVERSIDAD DE UN ARROYO AMAZONICO”

Novedades anfibias

Ahora que empezamos el año trabajando en la nueva versión de la Guía de Anfibios de Yungas, hay varias novedades que me gustaría compartirles.

captura-de-pantalla-2017-01-13-a-las-7-32-28-p-m

Primero, se confirman cuatro nuevas especies endémicas para el país. Tres de ellas del género Psychrophrynella, que se “oficializaron” en una publicación de Ignacio de la Riva de diciembre de 2016. Este género de ranas es increíble. Se trata de pequeñas habitantes de las montañas, cuyos hábitats son increíblemente pequeños, por lo que se encuentran en peligro todas. Bolivia es el hogar de la mayor parte de las especies de este género, con más de veinte especies y probablemente otro tanto aun por describir. Pueden descargar la publicación científica de este enlace.

Jorn Kohler y José M. Padial, también han publicado un paper con la descripción de una nueva especie de Oreobates (Oreobates yanucu), de las selvas del Chapare cochabambino. Se puede obtener desde Annals of Carnegie Museum. Muy buena noticia que se vaya reactivando la actividad científica en el país, bastante venida a menos los últimos años.

captura-de-pantalla-2017-01-13-a-las-7-21-49-p-m

Finalmente. CREES ha lanzado una guía de anfibios para la región del Learning Center y otras zonas del Parque Nacional Manú, del sudeste del Perú. Una maravilla de trabajo que lamentablemente nos “quita” una especie endémica; la muy querida Cochranella nola, que ha sido encontrada del otro lado de la frontera. Al tratarse de una zona muy cercana a Bolivia, y muy similar, la guía tiene cierto valor para entender también la herpetofauna boliviana. Se la puede leer y descargar gratis desde este enlace.

 

Una expedición corta al Illimani

hyloscirtus-1700
La “cara” más seca del Illimani y los valles que colindan con la ciudad de La Paz.

El Illimani (6442 m.) es la montaña rectora de la ciudad de La Paz. Cada día millones de personas ven su imponente y característica silueta, desde sus hogares y sus oficinas, ignorando que es el hábitat de un número aun por determinar de pequeñas ranas terrestres, micro-endémicas y gravemente amenazadas. Para llegar a ellas sin embargo, es necesario dar la vuelta a la montaña hasta las laderas amazónicas, la cara menos conocida, pero notablemente más húmeda.

Las laderas amazónicas del regente de La Paz, el habitat de la Criticamente Amenazada Psychrophrynella illimani
Las laderas amazónicas del regente de La Paz, el habitat de la Criticamente Amenazada Psychrophrynella illimani

Al otro lado del Illimani pueden verse decenas de pequeñas poblaciones mineras, y socavones profundos, perforados entre riscos y laderas cubiertas de arbustos altos. Este es el hábitat de la Psychrophrynella illimani, una pequeña rana considerada como críticamente amenazada, de acuerdo con el IUCN. Desde hace unos años, la especie ha ganado notoriedad por el trabajo de monitoreo realizado por el proyecto Bolivian Amphibian Initiative y el proyecto Jampatu, y recientemente por la investigación de Ignacio de la Riva, que he tenido la suerte de poder apoyar, y que ha demostrado que en estas laderas existen en realidad al menos dos especies diferentes.

Las poblaciones de todas las especies de Psychrophrynellas varian mucho en el color de los ejemplares y la textura de su piel, lo que hace muy difícil identificarlas correctamente.
Las poblaciones de todas las especies de Psychrophrynellas varian mucho en el color de los ejemplares y la textura de su piel, lo que hace muy difícil identificarlas correctamente.

Sigue leyendo “Una expedición corta al Illimani”

Caras nuevas para la guía de anfibios

Muy pronto la Guía fotográfica de los Anfibios de la región de los Yungas será actualizada, y hay varias caras nuevas y muy interesantes. En concreto, el número de especies representadas en la guía se eleva a 59, gracias a cinco adiciones. Tres de ellas son notables sapos del género Rhinella. Uno de ellos representa una especie nueva para la ciencia, y otros dos son registros únicos e inesperados. Yungas se convierte en el sitio con mayor diversidad de sapos en el país (9), y en la región.

caras-nuevas-sapos Sigue leyendo “Caras nuevas para la guía de anfibios”

Hypsiboas steinbachi la nueva rana para Bolivia

Hypsiboas calcaratus e hypsiboas fasciatus son dos de las especies de ranas arborícolas más ampliamente distribuidas por la cuenca amazónica. Sin embargo, desde siempre se ha sospechado que en realidad se trata de un complejo de varias especies muy parecidas, aun que hasta ahora no se había realizado un estudio amplio sobre el tema. Hace unos días se publicó finalmente un artículo donde, gracias a analizáis exhaustivos de material genéticos y canto, se ha podido determinar que en realidad habría hasta once especies distintas agrupadas bajo estos nombres. El artículo describe seis en total, provenientes de la región amazónica entre Perú y Ecuador, y deja para posteriores análisis los especímenes del sur de Perú, Colombia y Bolivia, con una excepción.

Sigue leyendo “Hypsiboas steinbachi la nueva rana para Bolivia”

Adelantos de la Guía de Anfibios de Yungas

Guia-de-anfibios-1

Alguno se debe estar preguntando (eso espero) cómo va el avance de la guía de anfibios que estoy preparando para la región de Los Yungas. He juntado ya el trabajo de los últimos cuatro años, y se han identificado 49 especies distintas de ranas y salamandras, que tendrán su ficha propia, con información básica y cientos de fotos.

Guia-de-anfibios-3

Sigo buscando el formato correcto y he probado ya integrar las fichas en una página web, aun que los resultados no me terminan de convencer. Estará disponible también en formato .pdf, y algún día, cuando este completa, también buscaré imprimirla. Digo cuando esté completa, porque si bien la mayor parte de las especies conocidas (y un par no tan conocidas) ya están en la lista, aun quedan muchas por incluir, algunas de las más raras, y otras que siendo comunes no se han visto en muchos años. Supongo que mientras tenga alguna esperanza de encontrarlas en campo la guía no estará terminada realmente.

Sigue leyendo “Adelantos de la Guía de Anfibios de Yungas”

De vuelta de un viaje de esos…

Hace unos días volví de un viaje/catástrofe de esos en los que todo lo que puede salir mal, sale mal. Debíamos haber podido visitar el Parque Nacional Carrasco, junto con Carmen y Daniel, dos fotógrafos de naturaleza con una trayectoria tremenda (por cierto, también personas fantásticas con las que cualquier viaje es bueno, no importa lo que pase). Finalmente, la semana prevista de exploración, terminó convertida en unas pocas horas de fotos en un bosquecillo cerca de Villa Tunari. Aun así, hay muchas que vale la pena compartir con ustedes.

Ameerega picta son las ranas venenosas más ampliamente distribuidas de Bolivia. Se encuentran sobre todo a los pies de Los Andes, pero también en los yungas hasta los 1.300 metros de altura, y en los bosques secos de la chiquitanía.
Encontrar esta rana endémica de los bosques secos del centro de Bolivia, en una de las regiones más húmedas de América del Sur, parece improbable. Sin embargo, ya A. Muñoz la incluyo en su guía de anfibios de Guácharos, un sitio a unos 40 Kilómetros de donde encontramos ésta.
En los bosques amazónicos es común ver estos pequeños lagartos anolis, sobre todo de noche mientras duermen colgados de las ramas.
Los katydidos del genero copiphora, son voraces predadores de insectos y agresivos modelos. Tienen una mordedura muy fuerte, y probablemente las mandíbulas más amenazantes de todos los de su tipo.
Un grillo de hierba, pone sus huevos en la corteza de una rama de árbol.
Todas las mantis son insectos muy fotogénicos, pero estas que simulan perfectamente ser una hoja muerta, son sin duda mis favoritas.
Aun que normalmente estoy de acuerdo con las personas que piensan que una araña no puede ser bonita, esta hembra de Olios sp. me hace pensar dos veces. Los colores son también sirven de advertencia, ya que se trata de una de las arañas más venenosas de su tipo (familia sparassidae), y una de las pocas que puede provocar una reacción sistémica en humanos adultos, aun que nunca se haya reportado una mordedura realmente grave.

Gracias a todos, sobre todo a Carmen y Daniel. La mejor energía para ellos.

Ranas asombrosas en Incahuara

Si bien el fenómeno de declinación global de anfibios a golpeado también a las ranas de torrentera, Hyloscirtus armatus, (de hecho se encuentran ahora mucho menos que hace un par de años), aun es posible encontrarlas en yungas con cierta frecuencia. Claro, siempre y cuando el arroyo conserve buena parte de su vegetación original.

El arroyo de incahuara presenta un estado de conservación relativamente bueno, pero en deterioro, especialmente en la zona de influencia del pueblo. De hecho todo el valle esta fuertemente impactado por las deficientes prácticas agrícolas, desde hace ya muchos años.

Al igual que otras ranas que viven en zonas de montaña, hyloscirtus presenta grandes variaciones en los colores. Así, se las encuentra pardas, amarillas, naranjas, verdes, con manchas, sin manchas, en una variedad infinita de combinaciones. Esto le ha valido cierta fama de enredo taxonómico, es decir, que nadie apuesta por que realmente se trate de una o varias especies. De hecho se han anotado varias poblaciones dispersas que son suficientemente diferentes y suficientemente estables (todas las ranas de esas poblaciones son más o menos iguales y más o menos diferenciables de otras) como para que se considere estudiarlas.

Esta es la primera rana de torrentera que encontré en el arroyo de incahuara. Casi seguramente se trate de un subadulto, que ya presenta los colores brillantes, pero aun no le han crecido unas estructuras como pequeñas espinas en el pecho, gracias a las cuales reciben el nombre "armatus"
Así es como se ve un adulto de Hyloscirtus en Incahuara. Con su 8 ó 9 centímetros, son además ranas que inspiran respeto.
Incluso los ejemplares más jóvenes se ven ligeramente distintos de sus contrapartes de otros arroyos.

En 2009 encontré una población de ranas de torrentera notablemente coloreadas de amarillo y negro, y con los ojos de color rojo brillante. Las encontré durante el día en el fondo del arroyo que cruza el pueblito de Incahuara de Khullu Kuchu, entre las piedras y las algas, y aun que he vuelto varias veces a ese sitio, no las he vuelto a ver así, sino siempre de noche, ocultas entre la vegetación de las orillas desde donde se las escucha cantar muy esporádicamente, y casi podría apostar que de forma diferente a otras hyloscirtus que conozca.

Las culebras sipo (chironius sp.), son diurnas y usualmente arboricolas, excepto cuando bajan a los arroyos y pozas en busca de ranas, por lo que es frecuente encontrarlas entre la vegetación de las orillas. Esta la vi sumergirse en el arroyo y meterse entre la capa gruesa de hojas que se deposita al fondo, y ahí se quedo por unos diez minutos, al parecer no encontró nada interesante. No son venenosas, pero sí muy agresivas cuando se sienten amenazadas.

Poder grabar ese canto tan difícil, ayudaría realmente a identificar estas ranas de Incahuara como una especie separada o una población “diferente” de H. armatus, pero la zona se ha vuelto inestable e insegura, así que mientras vemos la forma de volver, les he mostrado algo de lo que tengo de estas maravillosas ranas.

Nuevas fotos en las Galerías

Han sido semanas muy complejas para mi país. Este Blog se ha sumado al trabajo de mucha gente desinteresada, en apoyo a la Gran Marcha por la vida y la dignidad, en un intento de preservar una de las Áreas Naturales mejor preservadas de Latinoamérica, el TIPNIS. Esta lucha sigue, y la marcha, luego de semanas de humillación, ataques verbales y represión violenta por parte de un gobierno que decía ser indígena y defensor de la Madre Tierra,  ha decidido seguir su camino hasta La Paz, con nueva fuerza gracias al apoyo popular sin paralelo en la historia de Bolivia. Mientras preparamos el gran recibimiento a estos hombres, mujeres y niños, dignos y libres del TIPNIS, les dejo unas fotos nuevas, de algunos de los habitantes menos conocidos de este increíble país.

Una vista de las selva desde una senda cocalera
Una ranita que es bastante común cerca de los arroyos en los meses secos, pero muy difícil de ver otro momento
A los lados del camino esperan los aguiluchos, como este buteo magnirostris
La familia curculionidae es una de las más diversas entre los insectos, a ella pertenecen los gorgojos y bichos tan raros como este.
Con luna llena y un carro iluminando parte del camino, así se ve la selva oscura desde arribe
Una delicada polilla, de un tipo abundante en todo tipo de climas y alturas

Gracias Bolivia. La Gran Marcha Continua!!!

Cosas que viven en los Árboles

ENGLISH

Así se ven estos bosques de desde el pie de los inmensos árboles
Las ardillas son frecuentes, pero casi invisibles desde abajo de los árboles. Apenas se las puede escuchar en las ramas altas, y verlas como sombras saltando entre los claros. A veces alguna se anima a acercarse al suelo y queda al descubierto por un momento corto que apenas se puede aprovechar para conseguir una foto como esta.

No se trata de pájaros claro, sería demasiado fácil. En cambio, ¿qué otras cosas viven en los árboles cerca de Suapi, a unos 1.600 metros de altura?

Un sendero labrado a lo largo de una quebrada, y que se usa para la manutención de una toma de agua, atraviesa una porción de bosque por varios cientos de metros desde la carretera. En el último tramo aparecen árboles muy grandes, y la vegetación se hace realmente impresionante. Tan cerca como se puede estar de la selva, se ven con frecuencia varios de sus habitantes más esquivos.

A esta altura, algunas ranas ya viven y se reproducen en las copas de los árboles. Sus cantos son el recordatorio de lo frustrante que puede ser intentar buscarlas. Sin embargo, otras más ligadas con la tierra húmeda también aprovechan los árboles cercanos al arroyo, como esta Pristimantis reichlei, que se la ve a veces cazando tan alto como a dos metros sobre el suelo, o a veces intentando ocultarse entre las raíces.
Esta otra rana, Pristimantis sp., aun sin identificar, es más propiamente arborícola que la anterior. Es abundante, y se pueden encontrar los juveniles sobre las hojas de los arbustos, a unos pocos centímetros del suelo. Los adultos sin embargo, se encaraman a las hojas y ramitas de los arboles bajos y se les puede ver casi siempre sobre los dos metros del altura.

Todas las fotos se han tomado en este último tramo, que tendrá unos cien metros. Más arriba de la quebrada se hace imposible seguir caminando, el bosque cierra el paso. Sin embargo, alejándonos hacia las laderas, lo terrenos de cultivo reemplazan al monte y en la cima no se ve más que el típico terreno abandonado y lleno de pastos y helechos pardos.

¿Puedes distinguir el insecto que se oculta en esta ramita? Es un tipo de grilo de hierba de esos verdes que se ven en los jardines, pero éste ha desarrollado un camuflaje realmente sorprendente.
Hay varias especies de insectos palo en los bosques. Muchos viven en el suelo o sobre los arbusto s baja altura. esta especie sin embargo, es más forestal y se ve siempre en los árboles. El de la foto es un macho de unos 12 centímetros, que parece un enano junto con las enormes hembras que les duplican en tamaño.
Estas bellas arañas de lomo dorado, aguardan a la entrada de sus madrigueras, entre los musgos de las ramas a que sus presas pasen. No son tarántulas realmente, sino parientes muy cercanos, de la familia nemesiidae.

Si te ha gustado esta entrada, voy a agradecerte mucho si la compartes, para que más gente se entere de lo que hay en sitios tan distantes.

Gracias!

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: