Nieve en el eterno verano

nieve11
Vista de La Cumbre nevada, a 4530 metros de altura.

La nieve es un elemento habitual en las altas montañas de todo el mundo, en Los Andes sin embargo, al menos en la porción tropical, las nevadas cumplen su parte en un curioso y violento ciclo que mantiene saludables todos los ecosistemas que se suceden en las laderas según bajamos. En este parte del mundo, las ventiscas (normales a 4500 metros del altura) suelen hacernos olvidar que el sol calienta el suelo por encima de los 20 grados centígrados todos los días, mientras por las noches las temperaturas puede llegar a muchos grados bajo cero.

Cuando la noche atrapa un frente húmedo, la nieve cae profusamente, sin importar si es invierno o verano. Todas las estaciones del año de manifiestan en 24 escasas horas, y todas las formas de vida deben adaptarse a uno de los escenarios más duros. Sigue leyendo “Nieve en el eterno verano”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: