La Cumbre

Una hembra de “leke leke” patrulla su porción de pastizales en busca de pequeños invertebrados. Estas aves se reúnen en grupos pequeños, y se pueden ver sobre todo entre marzo y mayo, a fines de la época de lluvias. En La Cumbre, los machos suelen verse solos, a poca distancia de los grupos de hembras.
Bofedales (un tipo de humedales nativos) y pastizales adornan las laderas rocosas de Los Andes, por encima de los 5000 metros del altura.
Un macho de “leke leke” vigila a cierta distancia un grupo de hembras. Varias veces se levanta de entre los pastos y permanece inmóvil unos segundos, antes de volver a su rutina de escarbar por alimento en el suelo.

Antes una zona predilecta para los cazadores de la ciudad de La Paz, hoy una pequeña área protegida en pleno proceso de recuperación, La Cumbre es uno de los sitios accesibles más interesantes para contactar una parte de la fauna altoandina más carismática. Sigue leyendo “La Cumbre”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑