La senda Cotapata

cotapCotapata es un pequeño, pero relevante enclave minero en la parte alta del bosque nublado. Desde la carretera que lleva a Coroico, apenas unas pocas casas y una estación de gasolina delatan su presencia, y justo detrás de esta estación de gasolina, existe un pequeño camino vecinal que conduce a una mina actualmente en explotación. El camino atraviesa una porción de bosque relativamente poco alterado, y es bien conocido entre biólogos y observadores de aves, quienes le llaman la “senda Cotapata”.

El sitio obtuvo notoriedad porque fue aquí donde se reportó, por primera vez para Bolivia, la pava de cara azul (Chamaepetes goudotti), así como por la relativa facilidad de encontrarse con algunos raros residentes, entre ellos el casi-endémico Hemispingus calophrys.

La flora es igualmente impresionante. La senda se encuentra a alrededor de 3200 metros e altura. Es decir, atraviesa algunas de las mayores alturas conocidas para bosque nublado en Bolivia. Sigue leyendo “La senda Cotapata”

Chuspipata

Amanece en una porción de Ceja de Monte cerca de Chuspipata.

Justo donde empieza la carretera de la muerte, queda en pie un pequeño poblado, que marca el inicio del descenso a Yungas. Chuspipata es frío y húmedo, lluvioso o cubierto de una espesa neblina la mayor parte del año. Se aferra a una ladera por encima de los 3000 metros del altura, y aun así se encuentra rodeado de un bosque espeso, y muy diverso. Desde Chuspipata también es posible realizar caminatas largas por este bosque oscuro y misterioso, único por su accesibilidad. Chuspipata se encuentra a hora y media de la ciudad de La Paz.

Uno de los pájaros más interesantes del Ceja de Monte es esta cotinga (Pipreola intermedia) se les encuentra a media altura en el dosel, perchadas en silencio, intentando pasar desapercibidas. Una senda al norte de Chuspipata es uno de los mejores sitios para encontrar esta especie.

Sigue leyendo “Chuspipata”

Día de serpientes

El 16 de julio es el día mundial de uno de los animales más incomprendidos y menospreciados, las serpientes. Para celebrarlo, he juntado en un post la mayor parte de los especímenes más raros que he encontrado estos años de fotógrafo en Los Yungas. Los reptiles de esta región están entre los menos estudiados del mundo, por lo que es frecuente encontrar culebras que no se sabe realmente qué son.

A continuación un buen grupo de ofidios sin nombre, especies nuevas para ciencia, o especies aun no identificadas apropiadamente. Espero que esta información sirva para conocer y comprender mejor la biodiversidad espectacular de las laderas andinas de Bolivia.

tachymenis

chuspipata

Sigue leyendo “Día de serpientes”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: